viernes, 11 de febrero de 2011

¡¡OJITO CON LAS CURAS MILAGROSAS!!

Hace unos días, la madre de uno de mis pacientes me comentó que se habían retrasado porque habían tenido en su casa una demostración de un aparato para quitar los dolores por un “módico precio”. Mi primera reacción fue decirle: “no compres nada que esas cosas no funcionan”, tampoco me hizo falta recabar más información sobre el aparato en si.
Sorprendentemente, estos días he podido leer en otros blogs y paginas de compañeros sanitarios entradas o artículos relacionados con el tema. Hace meses yo misma recibí en mi clínica a un comercial que me dejaba probar un pequeño aparato de magnetoterapia para que yo se la recomendara a los pacientes para usarla en casa como complemento de la fisioterapia, ofreciéndome una “comisión” por cada aparato que vendiera... (claro, si las vendían por un riñón).
La magnetoterapia ha sido utilizada y es utilizada como una cura milagrosa para multitud de enfermedades. No solo se atreven a venderla para aliviar los típicos dolores articulares y musculares, si no que hay algunas empresas que aseguran su efectividad contra el cáncer o la epilepsia. Pensemos en pulseritas o imanes para el dolor, pulseras para mejorar el equilibrio, la coordinación y la fuerza, etc. Sin embargo, no hay estudios científicos que avalen estas propiedades.
En fisioterapia, la magnetoterapia se utiliza para ayudar a la cicatrización de algunas heridas, mejorar la consolidación de fracturas complicadas y en algunos problemas circulatorios. No suele ser utilizada como tratamiento único, por lo que normalmente el paciente que recibe magnetoterapia también participa de otras técnicas.
Así que la magnetoterapia es terapéutica, sin duda, pero para ciertas afecciones muy concretas y siempre aplicada por profesionales sanitarios.
No existen curas milagrosas. ¡No os dejéis engañar!

1 comentario:

PHISIOS: OSTEOPATÍA EN LINARES dijo...

Una gran aportación!!!. Es importante que informemos a los pacientes sobre esas "terapias".

La pena, es que estoy seguro que más de un compañero, con tal de ganarse un sobresueldo, no le importará venderlas.

Seguramente el aparato haga el mismo efecto si se enciende como si se mantiene apagado.

Pura sugestión.

Un abrazote y gracias por tus entradas...son muy interesantes.

Hace unos días hice una entrada y puse un enlace a tu blog para los que quieran visitarlo.